Breast cancer, Breast Cancer Awareness, Breast Cancer Awareness Month, Cancer, Chemotherapy, Food, Health, Humor, Humour

Chemotherapy: Round Four

Four down, two to go. Almost two thirds of the way there! Elated doesn’t begin to cover it.

Today was by far the worst chemo session yet. The good news was that the steroids worked and the treatment was allowed to go ahead.

The bad news was that I felt so sick I very nearly puked all over myself in my chair and had to whip my wig off at top speed lest I vom all over the lovely Joana. (That’s another advantage of being bald/wearing wigs – you don’t need anyone to hold your hair back when you’re sick.) Fortunately, I managed not to spew and the new anti-sickness drugs eventually kicked in.

The biggest piece of bad news, however, was that I would have to wear special ice packs on my hands and feet for the duration of the chemo session to stop my nails from rising from the nail beds and falling off! (Grim doesn’t begin to cover my thoughts about this).

Words cannot describe how awful this was, but I’ll certainly have a go. I can only say it was like having your hands and feet pushed into a bucket of ice and not being allowed to move them for 1 1/2 hours as the ice is constantly topped up with freshly frozen cubes and you slowly lose all feeling in your extremities. I already have a low threshold for cold, despite being raised like a hardy northern sheep, and found the whole experience so deeply painful and uncomfortable that I almost didn’t notice the nasty drugs going into my arm.

As if that wasn’t enough, on the way home, after stopping to buy crisps to quench my sudden salt craving, we missed by the very skin of our teeth what would have been a crippling if not fatal head-on car crash. My already shot nerves were rather shaken by this point, and I pretty much shut down when the very aggressive driver of the other car tried to get out and start a fight with us. (Fortunately my father wisely drove straight on, concluding there were more important things to worry about.)

As soon as the crisps had gone down, I immediately craved vanilla ice cream and made us stop at Longley’s specialist ice-cream shop in Holmfirth, heart of Last of the Summer Wine country, for those of you who know what I’m talking about. We were just innocently eating our ice creams when we came across another car crash (the product of a very bright, sunny, cold winter’s day in Yorkshire) and had to stop in front of the police vans. Fortunately we were not involved in this particular collision and made it home safe soon after.

All in a day’s work then. All in a day’s work.

Standard

16 thoughts on “Chemotherapy: Round Four

  1. Sounds like you are causing mayhem around the roads of Yorkshire Pricey – very wise from Mr Pricey to just keep moving I think. Very proud of you getting through the ice packs as well – sounds absolutely horrificness!

  2. Adriana Tomalino says:

    Buenas tardes, aquí estoy para contarte una anécdota: uno de los días en que estaba aún en tratamiento tuve ganas de llevar a mi nene al parque. Él tenía 2 años en ese momento. Quiso que le comprara una golosina y como se lo había prometido así lo hice. Cruzamos la calle luego de la compra en el kiosko y volvimos al parque. Cuando llegamos a la otra vereda cambió de idea y quería que le comprara otra cosa. Por supuesto le dije que no, que ya le había comprado lo que él mismo había elegido. Se puso a llorar en medio del camino peatonal. Faltaban unos 50 m para llegar al auto y no había manera de que se levantara del piso y empezara a caminar conmigo. Como ya no me quedaban fuerzas para llevarlo a upa, me senté en un banco a esperar que dejara de llorar. Al comienzo de todo esto pasó un hombre corriendo. Dio la vuelta a todo el parque (que es muuuuy grande) y se encontró con la misma situación: un nene llorando encaprichado y su mamá sentada en el banco esperando.
    El hombre me dijo: “vos sí que tenés paciencia”….yo pensaba….si supiera que no tengo fuerza para levantarme, ni mucho menos para alzarlo…..
    Solo entiende ese enorme cansancio aquel que lo tuvo encima alguna vez….
    Leyendo tus sensaciones me acordé de ésto y tuve ganas de contarlo.
    Muchos muchos besos, Adriana.

    • Hola Adriana, gracias nuevamente por los comentarios! No se como hiciste todo eso con un nene de 2 anios! El ser humano es capaz de cosas increibles y podemos sobrevivir muchas experiencias dificiles.
      El tratamento que tuviste fue FEC-T tambien?
      La sesion de ayer fue peor que las otras hasta ahora, pero por lo menos hoy me siento mucho mejor que despues de las otras sesiones. Me dijeron que voy a sentir mucho mas cansancio en los proximos dias pero por lo menos tengo a mis papas y mis gatas aqui cuidandome!
      Beso enorme y gracias otras vez,
      Laura

  3. Liz Walker says:

    I’m like you chick, even though I’m from the north I don’t like it too cold, that sounds like something you would do on a challenge compatition, wooow hard core. I thought the sun was very bring and low in the sky yesterday so can understand people crashing from lack of vision, glad you got though the car journey safe and sound.

    See you soon

    Liz xx

  4. Adriana Tomalino says:

    Mi querida Laura
    Mi tratamiento no lo sé exactamente. Tuve 4 aplicaciones fuertes (las de color naranja….antraciclinas) y luego 3 meses de aplicaciones semanales (Paclitaxel y/o Trastuzumab). (*)
    Te cuento por qué no lo sé exactamente: dado que por mi profesión (Química), entendía demasiado de lo que estaba pasando y quise escuchar lo menos posible (aunque muchas veces entendía igual). No estaba en condiciones emocionales de cargar con más cosas, mi situación personal era complicada y es muy probable que eso haya ayudado a que me enfermara (si querés te puedo contar en privado….pasame tu mail), algo parecido a cuando te da dolor de cabeza y podés atribuírselo a lo que comiste la noche anterior. Además, en pleno puerperio donde la sensibilidad está a flor de piel….. La verdad es que quien me ayudó incondicionalmente fue mi hermana, que me acompañó a todas partes y que atendió a mi hijo como si fuera propio. Te cuento que si bien ahora estoy muy muy bien, fue difícil. Sobre todo cuando recién operada no podía cargar ni bañar a mi niño. Así que para acunarlo lo ponía a dormir al lado mío. Ni te cuento lo que fue hacer que pasara a dormir a su cama solito otra vez!!! Todo un desafío.
    (*) Al principio me habían hablado de un esquema de tratamiento pero luego, revisando la biopsia la oncóloga encontró que la situación era algo mejor de lo que se creía al principio. Me explicó que el informe de una biopsia consta de una parte extensa y un resumen de resultados al final. Habían omitido por error un dato muy importante en este resumen, lo que hizo que el tratamiento fuera de 6 meses en total, en vez de 1 año como se dijo al principio. Ella estaba tan contenta con ésto que no paraba de repetirlo. A mi me costó internalizarlo….ya no tenía capacidad de asombro. Obvimente hoy veo que era grandiosos lo que me decía….habrán sido mis plegarias? Posiblemente….
    Beso enorme, Adriana.

  5. Adriana Tomalino says:

    Ah! Yo también tengo un gato, amarillo y hermoso que se llama “Poncho”. Si leíste el libro de Isabel Allende que se llama “La ciudad de las bestias” podrás entender el por qué de su nombre.
    Cariños, Adriana.

    • Hola Adriana! Si, he leido Ciudad de las Bestias pero hace como 10 anios cuando fue publicado aca, asi que no lo recuerdo muy bien! De coincidencia, Isabel Allende era mi escritora favorita cuando era nina, y hasta tenemos el mismo cumpleanios, aunque con 40 anios de diferencia! Debo leer el libro otra vez. Los gatitos nos ayudan muchisimo cuando estamos enfermas – estoy con las dos aqui conmigo ahora en la cama!
      Entiendo lo que me dices sobre el no querer saber todo sobre las drogas y lo que ponen en tu cuerpo. Hay limites de lo que queremos saber. A veces lo mejor es simplemente confiar en los medicos y dejarlos hacer lo que necesitan hacer para que nos podamos mejorar lo mas rapido posible! Y entretanto relajar y descansar cuanto mas posible!
      Besito grande, Laura

  6. Adriana Tomalino says:

    El personaje de “La ciudad de las bestias” era un nene que se iba de viaje con su abuela porque su mamá estaba enferma. Su mamá estaba transitando por quimioterapia y su perrito, a quien extrañaba mucho durante el viaje, se llamaba “Poncho”.
    🙂

  7. Adriana Tomalino says:

    Cuando escribís que hacés terapia de cocina me da risa. A mi me encanta cocinar y me dedicaba mucho en ese momento para pasar el tiempo.
    Es más, justo hacía tratamiento conmigo una señora grande (Sofía), también por cáncer de mama, SUPERPOSITIVA, con la que nos hicimos grandes amigas y siempre buscábamos coincidir en días y horarios porque nos acompañábamos mutuamente. Y en la tele que teníamos disponible poníamos “El Gourmet”…compartíamos recetas y hasta degustación de cositas ricas. Hoy seguimos en contacto.
    Quedan muchas vivencias que son únicas.
    Besitos, Adriana.

  8. alprazolam says:

    Having read this I thought it was very informative.
    I appreciate you taking the time and effort to put this article together.
    I once again find myself personally spending way too much time both reading and leaving comments.
    But so what, it was still worth it!

    • I’m glad you enjoyed it! I also spend way too much time writing on other people’s blogs and responding but it’s great to get the comments! Best wishes to you and merry Christmas! Laura

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s